Este sitio usa cookies

Para brindarle la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies. Puede leer información completa sobre el uso de cookies aquí. Su privacidad es importante para nosotros y le recomendamos que lea nuestra política de privacidad.

OK

El espectáculo no puede parar: la renta variable japonesa y los “Recovery Games”

PARA VER PRODUCTOS Y SERVICIOS LOCALES

Seleccione su país

Ernst Glanzmann y Reiko Mito, de GAM Investments, explican por qué creen que Japón está bien posicionado para una sólida recuperación en 2021, favorecida por la re-programación de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, que se celebrarán a pesar del difícil contexto de Covid-19 a nivel mundial.

25 de marzo de 2021

Los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio 2020 se inaugurarán finalmente el 23 de julio de 2021. Programados para el año pasado, pero pospuestos debido a Covid-19, también tendrán lugar los Juegos Paralímpicos del 25 de agosto al 5 de septiembre, aunque sin la participación de aficionados y voluntarios extranjeros, según ha decidido el comité organizador.

No es la primera vez que Japón no puede acoger los Juegos Olímpicos. Los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio de 1940 no se celebraron. Promovidos por organizaciones japonesas desde principios de la década de 1930, pronto cayeron en el olvido, eclipsados por la guerra con China y la Segunda Guerra Mundial. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 1964 simbolizaron la espectacular recuperación de Japón tras la guerra, impulsaron su posterior crecimiento económico y permitieron la integración del pueblo japonés en la sociedad mundial.

El gobierno japonés esperaba obtener beneficios sociales, económicos y culturales duraderos de las medidas relacionadas con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020. Antes del inicio de la pandemia, las autoridades habían anunciado los eventos como los “Recovery Games”, con lo que Japón pretendía exhibir su capacidad de recuperación y reconstrucción tras el terremoto, el tsunami y los desastres nucleares de 2011. Desde entonces, el término ha adquirido un segundo significado. Dada la persistente crisis mundial de Covid-19, los economistas del Instituto de Investigación Daiwa estiman que el gasto en consumo interno se reducirá en 60-70 mil millones de yenes debido a la ausencia de visitantes extranjeros en los Juegos, en comparación con lo que habría sido en circunstancias normales.

Además, el gasto podría alcanzar los 130.000 millones de yenes1 si se limita el número de visitantes japoneses al 50%. Sin embargo, el impacto económico que supone la exclusión de los espectadores extranjeros de los Juegos Olímpicos representa sin duda un compromiso aceptable, siempre que el evento se celebre. Lo más importante es que los Juegos se celebren teniendo en cuenta la seguridad, tanto económica como sanitaria.

Mientras tanto, seguirán celebrándose, aunque a una escala mucho menor, varios eventos programados en paralelo para exponer las nuevas tecnologías avanzadas, como los eventos dedicados a la conducción autónoma. Muchas de las iniciativas en torno a los Juegos simbolizarán también el cambio positivo que Japón busca para crear una economía verde. Entre ellas se encuentran la fabricación de medallas con materias primas procedentes de "minas urbanas", como los teléfonos móviles; la fabricación de podios con plástico reciclado; y el uso de madera proporcionada por los gobiernos locales de todo Japón en la villa olímpica/paralímpica, cuyos materiales se devuelven posteriormente. Se han construido antorchas con aluminio utilizado previamente en viviendas temporales para los supervivientes del terremoto y el tsunami de 2011, mientras que se utilizarán más de 500 vehículos eléctricos de pila de combustible como coches de pasajeros para transportar a los participantes y a las partes interesadas. Estos proyectos pretenden ilustrar a un público mundial los vínculos entre los Juegos y la sostenibilidad, lo que podría conducir a un cambio de comportamiento positivo. 2

Razones para una recuperación

Además de los Juegos, hay varias razones por las que Japón está bien posicionado para para una recuperación sólida y potencialmente más fuerte que otros países industrializados en 2021. El número de casos de Covid-19 en Japón es relativamente bajo en comparación con otros mercados desarrollados. En el sector manufacturero, los pedidos de maquinaria (una especie de sensor de los latidos del corazón de Japón) se han recuperado bien en los últimos meses, de forma similar a los pedidos mundiales de control numérico para máquinas herramienta y robots industriales.

Tras el brote de Covid-19 hemos visto cómo se han producido una serie de cambios estructurales en nuestra vida cotidiana, como el paso a las compras en línea, el entretenimiento en streaming y las prácticas de trabajo desde casa. Se espera que el desplazamiento hacia la informática en línea y en la nube se acelerará en muchas más áreas. Mientras tanto, muchas empresas se han beneficiado de una aceleración de los cambios que ya se estaban produciendo, como los proveedores de servicios médicos en línea, los proveedores de software y los proveedores de componentes para centros de datos y automatización de fábricas. Seguimos creyendo que la evaluación de la dirección es fundamental en la selección de valores. En nuestra opinión, sólo los equipos de gestión de calidad seguirán respondiendo a la próxima aceleración de la digitalización con suficiente agilidad.

Además de estos cambios estructurales, estamos asistiendo a la creciente importancia de la "fusión online-offline". Las empresas que puedan adoptar con rapidez este modelo probablemente sobrevivirán mejor y saldrán reforzadas tras esta recesión económica. Esto es cierto no sólo en el espacio de consumo, como los minoristas de ropa y artículos para el hogar, sino también en el espacio de empresa a empresa, como la venta de hardware y software corporativo o el suministro de servicios de mantenimiento a distancia. Tras el compromiso del gobierno japonés de invertir en proyectos medioambientales, están surgiendo oportunidades de negocio. Sin embargo, la selección de acciones desempeñará un papel fundamental, sobre todo porque la rentabilidad varía según los proyectos.

Son especialmente interesantes los últimos resultados trimestrales en Japón, que por término medio muestran una mejora con respecto al trimestre anterior. El crecimiento interanual de los beneficios debería producirse a partir de 2021, una vez que los fundamentos se recuperen y los indicadores adelantados toquen fondo en torno a mayo de 2020. El mercado de valores debería reaccionar junto con la trayectoria de mejora. Esperamos un importante incremento de los beneficios este año y anticipamos nuevos máximos históricos para los beneficios del ejercicio 2022 / 2023 desde el anterior máximo de 2018.

En última instancia, creemos que el mercado de renta variable japonés está preparado para obtener un rendimiento positivo en 2021. En nuestra opinión, la recuperación acaba de empezar. A pesar de los trastornos, esperamos que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio "Recovery Games" dejen un legado que se transmita a los futuros Juegos. Deseamos ver competir a más de 10.000 excepcionales atletas de todo el mundo. En particular, estos serán los primeros Juegos con equilibrio de género de la historia: un hito en la igualdad de género dentro y fuera del campo de juego, que allana el camino hacia una sociedad más igualitaria e inclusiva. 3

Grupo del Instituto Daiwa de Investigación. Marzo de 2021.
Informe de sostenibilidad de los Pre-Juegos de Tokio 2020. Abril de 2020.
www.olympic.org.
Información legal importante
La información contenida en este documento se ofrece únicamente a título informativo y no constituye un asesoramiento en materia de inversión. Las opiniones y valoraciones contenidas en este documento pueden cambiar y reflejar el punto de vista de GAM en el entorno económico actual. No se acepta ninguna responsabilidad por la exactitud e integridad de la información. El rendimiento pasado no es un indicador de las tendencias actuales o futuras. Los instrumentos financieros mencionados se facilitan únicamente con fines ilustrativos y no deben considerarse como una oferta directa, una recomendación de inversión o un consejo de inversión. La referencia a un valor no es una recomendación de compra o venta de dicho valor. Los valores enumerados fueron seleccionados del universo de valores cubiertos por los gestores de la cartera para ayudar al lector a comprender mejor los temas presentados. Los valores incluidos no son necesariamente mantenidos por ninguna cartera ni representan ninguna recomendación de los gestores de carteras.

Ernst Glanzmann

Investment Director

Reiko Mito

Investment Director

Artículos relacionados

The Disruptive Strategist - Semiconductores: ¿Será realmente diferente esta vez?

Mark Hawtin

Los gestores de activos toman la iniciativa abordar los problemas del cambio climático

The Disruptive Strategist - Las fábricas del futuro

Mark Hawtin

Opiniones de inversión
Invalid MyFavouriteContentDialogViewModel detectedTitleText or MessageText is not populated